miércoles, 5 de octubre de 2011

Miércoles bastante Waldorf

Día de manualidad: Los niños han empezado su día con juego libre de mandalas de madera y mosáicos attrimath, luego hemos practicado un poco la escritura en sus cuadernos ( este ejecicio lo hago 2 veces en semana para ir acostumbrando la mano a los trazos de la escritura manuscrita luego ellos escriben muuuchas más cosas pero por libre).

Después venía lo más importante: les he explicado un cuento sobre los duendes del otoño que vienen a traer el fresco ( aunque a ver si vienen ya!!) y entonces le he mostrado como tejer con los dedos ( fingerknitting, hay excelentes vídeos en youtube). Damian ha tejido con 4 dedos y Nora con 2, les ha encantado!!
Luego con piñas, limpiapipas y castrañas hemos fabricado unos duendecitos que ya están en nuestra mesa de la naturaleza que aún está un poco pobre pero ya va tomando forma. Al lado tienen sus cestitas modeladas con cera de las que hablaré más adelante y una oveja para el duende pastor modelada con bendaroos por Damian.


duendes del otoño
 Por la tarde he empezado a leerles otra vez las maravillosas y dulces historias del " Seto de las zarzas", por ahora vamos con el cuento de otoño. Tengo intención de trabajar con esos cuentos para el dibujo de formas y lenguaje por bloques para cada cuento. Seguramente añadiré alguna cosa de matemáticas ya que realmente dan mucho de sí. Encontré esta proposición en un blog que ya conocía pero que llevo unos días siguiendo de cerca y me encanta  " One hook wonder" merece la pena una visita!! Aquí tenéis el post que os lleva a otro maravilloso blog llamado the parenting passageway.

Bien dicho esto... Hemos leído una parte del cuento de otoño mientras se calentaba una pequeña porción de cera en nuestras manos, luego hemos modelado cestas igual que las que usaban en el cuento para su cosecha de moras y demás frutos. Para finalizar los niños han hecho una manualidad de papel muy simple usando curvas y rectas para hacer un ratoncito.

ratoncitos de papel
Mi idea con estos cuentos es extender su aplicación con un estilo Waldorf a todas las áreas. Algunas ideas de las que me he inspirado son: pintar un mural y luego ampliarlo con collages etc para hacer el seto de las zarzas y sus habitantes, coser ratones de fieltro, hacer mermeladas y bizcochos, escribir algunas cartas de los ratoncitos o inventar otra historia que les ocurre y escribirlas, listas de vocabulario, formas de la naturaleza en la que viven los habitantes del seto, conocer algunos árboles y arbustos, conocer los frutos del bosque y setas, extender la historia de los gnomos de las mates a unos ratones encargados de las operaciones matemáticas, etc

1 comentario:

  1. Nosaltres també els estem llegint!! Són tota una delicia.

    ResponderEliminar